NOLA, un espectáculo para experimentar.

Supongamos que vas a ver un espectáculo de teatro de calle. En la plaza una desconcertante pirámide se erige con el nombre de NOLA. Parece no estar habitada, sin movimiento, pero a menudo las cosas nos son lo que parecen.

Supongamos que tres personajes excéntricos salen de su interior y te reciben con un halo de misterio. Eres una de las 24 personas que seleccionan para hacer un pequeño viaje onírico que comienza con la escritura de un sueño que hayas vivido.

Ese grupo del que formas parte elegirá uno de esos sueños escritos y dentro se hará realidad. Con un pelín de incredulidad, te dejas conducir hasta el interior de la pirámide. Es allí dónde comienza un viaje auditivo, visual y sugestivo que te induce a bucear en tu lado más inconsciente.

Entras en un espacio en el que, efectivamente, ese sueño se está haciendo realidad. Tus sentidos y todas tus sensaciones se ponen a flor de piel y, en el momento menos esperado, como todo sueño, la experiencia se acaba sin avisar. De vuelta hacia el exterior te empiezas a preguntar cómo ha sido posible y otro grupo de soñadores con otro sueño por realizar ocupa ahora tu lugar.

Supongamos que este espectáculo experiencial se llama NOLA. Dejemos de suponer. Todo esto no ha sido producto de tu imaginación.

La XVI Umore Azoka acogió el estreno de esta nueva producción de Hortzmuga Teatroa que establece nuevas relaciones con los espectadores en un espectáculo diferente que hace los sueños realidad. Una experiencia que ha contado con 160 soñadores y soñadoras que nos han regalado un trozo de sí mismos. De esta manera, Hortzmuga inaugura el archivo de sueños con los que seguir haciendo NOLA más grande.

Próximas actuaciones: